Proyecto de Instalaciones – Ingenieros PROINGENIA50

¿Qué es un proyecto de instalaciones?

La tipología de proyecto de instalaciones habituales que PROINGENIA50 desarrolla recae en el siguiente tipo de instalaciones:

Proyecto de Climatización, calefacción, ventilación. 
– Proyecto de Fontanería, saneamiento, gases medicinales, combustibles, aire comprimido. 
– Proyecto de Extinción y detección incendios.
– Proyecto de Alta y baja tensión, iluminación, pararrayos y red de tierras. 
– Proyecto de Seguridad, telecomunicaciones, redes de voz y datos.

El servicio de Proyectos de Instalaciones prestado por PROINGENIA50 para un equipo, una instalación o un conjunto de los mismos, se  desarrolla bajo un protocolo general que consta de las siguientes etapas:

  1. Reunión con el cliente y definición de necesidades y condiciones técnicas del Proyecto, así como los objetivos del mismo en cuanto a coste, diseño, tecnología, eficiencia energética, funcionalidad, etc.
  2. Identificación y toma de datos en su caso, si se trata de las transformación, sustitución  o reforma  de una instalación existente.
  3. Presentación de Presupuesto al cliente y en su caso, aceptación del mismo.
  4. Cálculo, diseño y elaboración de una solución técnica de acuerdo con las necesidades y condiciones expuestas por el cliente, la normative vigente y los objetivos definidos.
  5. Utilización en su caso de los distintos programas y herramientas informáticas de ayuda a las mencionadas tareas (Programas de dibujo asistido por ordenador, de cálculo, de mediciones, etc-

La Ingeniería de Instalaciones desarrollada por PROINGENIA50 y su consecuencia, los Proyectos de Instalaciones asociados comprende tanto los servicios de proyecto como los de dirección de obra y asistencia en la puesta en marcha de los edificios:

– Diseño conceptual: estudios previos y anteproyectos.
– Diseño de detalle: proyectos de ejecución, tanto en 2D como en 3D (BIM).
– Dirección de obra, desarrollando funciones técnicas y administrativas.
– Commissioning básico y avanzado.
– Control de calidad y pruebas.
– Legalización de instalaciones.