Due Diligence técnica

La due diligence técnica o auditoría técnica de un inmueble es el instrumento que permite conocer y acreditar su estado actual, con el objetivo de disponer de información independiente sobre diversos aspectos que afectan al valor del activo, tanto en términos de uso como de estado.

El alcance nuestra solución de auditoría técnica independiente incluye tanto los aspectos relacionados con su estado físico-desde una perspectiva técnica- como en los aspectos administrativos o normativos que puedan afectar al inmueble (documentales, seguros urbanísticos, medioambientales y legislativos en general).

Del mismo modo evaluamos y cuantificamos los aspectos asociados a la explotación del inmueble (ciclo de vida), desde los costes de operación -incluidos los suministros, seguridad, limpieza, etc.- hasta los relacionados con el confort de los usuarios, tanto en uso actual como en el previsto si éste fuera diferente, así como los riesgos futuros.

El objeto de la auditoria puede alcanzar:

  • inventario documental del inmueble -técnico- (proyectos y certificados)
  • inventario documental del inmueble -administrativo / legal / urbanístico-
  • estudio de adecuación a normativas vigentes
  • comprobación de calidades y dimensiones (m2)
  • inspección estado de conservación del activo. Obsolescencia de elementos.
  • inspección estado, pruebas de instalaciones y planes de mantenimiento y renovación
  • estado de suministros y costes
  • evaluación funcional de condiciones laborales, seguridad, accesibilidad y medioambiente
  • identificación y evaluación de riesgos
  • estudio de nuevos usos
  • análisis y valoración de soluciones correctoras o mejora eficiencia

La auditoría técnica puede servir también a propietarios que deseen tener un mejor conocimento del estado actual de sus activos inmobiliarios y las acciones e inversiones que puedan mejorar su eficiencia o solventar problemas existentes. Ver también servicios de retro-comissioning.

>   El resultado de nuestra due diligence técnica no solo proporciona la identificación de el estado o carencias/riesgos vinculados al inmueble, sino también el estudio y valoración de las mejores soluciones posibles para solventar las problemáticas detectadas o mejorar la eficiencia actual.

El buen conocimiento del estado del activo es un elemento clave en una transacción inmobiliaria (compra-venta, SLB o alquiler), pues proporciona una mayor transparencia y un menor riesgo en la operación, además de permitir su correcta valoración económica, de riesgos, responsabilidades y factores asociados a la explotación

 

¿Para qué sirven las Due Diligence?

Sirven para evaluar riesgos de un activo:

  • En su adquisición
  • En sus dimensiones y utilización
  • En su continuidad en el uso actual
  • Por la necesidad de costes por adaptación normativa y urbanística
  • Por la necesidad de costes por reparaciones